Protección del medio ambiente

Nuestras actividades tienen efectos directos e indirectos sobre el medio ambiente. Por ese motivo, queremos realizar todos los esfuerzos necesarios para posicionarnos como una empresa responsable con el medio ambiente a la hora de llevar a cabo nuestras actividades empresariales, una empresa que mantenga al mínimo sus efectos negativos sobre el medio ambiente.

La protección del medio ambiente tiene una prioridad alta en todas nuestras actividades comerciales. No obstante, el almacenamiento y transporte de derivados del petróleo y productos químicos conllevan un riesgo de vertido. Es nuestra responsabilidad reducir este riesgo de forma considerable mediante la aplicación de medidas de seguridad preventivas. Además, nuestras instalaciones utilizan energía, agua, diversas materias primas y materiales de construcción. También generan emisiones atmosféricas, desechos y aguas residuales.

Nos esforzamos por reducir nuestra huella medioambiental. Las cuestiones medioambientales son, por tanto, una parte integral del sistema de gestión de HSSE en todas las empresas de nuestro grupo. De acuerdo con la Política de HSSE, nos esforzamos por hacer un uso eficiente de la energía y los recursos, así como por promover la conciencia medioambiental entre los empleados a fin de reducir los efectos nocivos sobre el medio ambiente. Con la finalidad de encontrar posibilidades de ahorro de energía y tomar medidas para mejorar la eficiencia energética, las actividades locales en nuestras terminales de tanques se llevan a cabo conforme a nuestra detallada Guía para el ahorro de energía. Para evaluar nuestro impacto en el cambio climático, nuestra sociedad matriz Marquard & Bahls calcula la huella de dióxido de carbono (CO2) de todo el grupo.

Como medida preventiva conforme al sistema de gestión de HSSE, también supervisamos regularmente la calidad de las aguas subterráneas en nuestras terminales de tanques. Los datos recogidos son evaluados de forma centralizada por nuestros expertos medioambientales.

Precauciones en caso de vertidos en aguas

Además de esforzarnos por prevenir perjuicios medioambientales, también nos centramos en lograr respuestas rápidas y firmes en situaciones de emergencia. A fin de garantizar asistencia profesional en casos de vertidos de petróleo, Marquard & Bahls participa, para sus filiales, en Oil Spill Response Limited. Oil Spill Response Limited es la empresa más grande del mundo para actuar ante vertidos de petróleo. En este curso se han elaborado planes de emergencia para situaciones específicas en todas las instalaciones pertinentes, y se han llevado a cabo simulacros y sesiones de formación práctica. Marquard & Bahls también es miembro activo del Foro Marítimo Internacional de Compañías Petroleras (OCIMF), una asociación voluntaria de empresas petroleras que trabaja para garantizar la explotación segura y responsable con el medio ambiente de los petroleros y las terminales de tanques.

www.oilspillresponse.com

Consumo de energía y ahorros

Nuestra empresa utiliza fuentes de energía directas e indirectas en sus oficinas y para la operación de sus instalaciones, obras y vehículos. El consumo de energía directo incluye gas natural, fuelóleo y combustible para calefacción, que utilizamos para el funcionamiento de nuestras bombas, calderas y vehículos La energía indirecta (electricidad principalmente) se utiliza, entre otras cosas, para el bombeo de productos, la iluminación de nuestras terminales de tanques y también, igualmente importante, para los equipos informáticos de nuestras oficinas en todo el mundo. Otras fuentes de energía indirecta que utilizamos incluyen la calefacción urbana y, en menor medida, vapor importado.

La actividad que consume más energía es el bombeo que se lleva a cabo en las terminales de tanques. Con la finalidad de encontrar posibilidades de ahorro y tomar medidas para mejorar la eficiencia energética, las actividades locales se llevan a cabo conforme a nuestra detallada Guía para el ahorro de energía. En distintas instalaciones se pueden encontrar más posibilidades de ahorro en el entorno de trabajo específico y se pueden formular las recomendaciones generales pertinentes.

Agua

Además del consumo de agua dulce en las instalaciones sanitarias de nuestras oficinas, el agua se utiliza principalmente en nuestras terminales de tanques para la limpieza de depósitos, los ensayos hidrostáticos en tanques y el calentamiento de productos. Con la finalidad de reducir el consumo de agua, hemos integrado la gestión del agua en el Programa de ahorro de energía de Oiltanking, dado que la mayor demanda de agua dentro del Grupo Marquard & Bahls se observa en Oiltanking. También estamos estudiando la posibilidad de sustituir por agua de lluvia el agua potable que se usa actualmente para actividades industriales, así como la posibilidad de reciclar el agua que utilizamos para la limpieza o la refrigeración.

Gestión de desechos y de aguas residuales

Mantenemos registros de nuestros desechos industriales (como metales o embalajes), así como de los desechos peligrosos (como restos de productos o residuos del separador), que requieren un tratamiento especial y deben eliminarse de forma independiente. La mayoría de los residuos peligrosos en nuestras plantas son agua contaminada procedente de los separadores de agua-petróleo, así como residuos de la limpieza de los tanques. Nos encargamos de la recogida y el tratamiento de estos residuos, o los encargamos a contratistas autorizados.

También distinguimos entre “aguas residuales industriales” y “aguas residuales que requieren supervisión”: estas últimas se caracterizan por tener residuos que permanecen en las aguas residuales depuradas. Empleamos camiones aspiradores para extraer esos residuos, que después se entregan a empresas especialistas externas para su tratamiento, de modo que este tipo de aguas residuales también pueda reciclarse después.

Nuestras terminales de tanques utilizan separadores de agua-petróleo o sistemas complejos de tratamiento de aguas residuales para procesar las aguas residuales. Periódicamente se recogen muestras para supervisar el funcionamiento de los sistemas de tratamiento de aguas residuales y garantizar el cumplimiento de las normas de seguridad.