share

Tianjin, China (2012) | Ayuda para las Aldeas Infantiles SOS

Un donativo de Marquard & Bahls permite a 138 niños de una Aldea Infantil SOS asistir al colegio o recibir formación profesional

Donativo para una Aldea Infantil SOS en China © Fotografía: Benno Neeleman
Donativo para una Aldea Infantil SOS en China
© Fotografía: Benno Neeleman

En vez de entregar a sus empleados y clientes regalos de Navidad, Marquard & Bahls lleva mucho tiempo donando 50.000 euros a causas benéficas cada año. En 2012 el dinero se destinó a la Aldea Infantil SOS de Tianjin, en China, fundada en 1987. La Aldea Infantil SOS ofrece a niños —casi todos huérfanos— del norte de China un nuevo hogar bajo el cuidado de sus madres SOS y de los ayudantes. Hoy en día, 138 niños viven en grandes familias en la Aldea Infantil SOS. Además, hay un Jardín de Infancia SOS y un Centro Juvenil SOS con ocho casas compartidas donde vive un total de 32 adolescentes. Cuando los jóvenes pasan a ese centro normalmente también empiezan un programa de formación profesional o continúan sus estudios en la educación superior. En este nuevo entorno desarrollan sus capacidades para el futuro bajo la orientación de educadores cualificados, aprenden a asumir responsabilidades y a ir tomando sus propias decisiones. Una buena educación, asesoramiento y formación normalmente permiten a los jóvenes obtener los títulos educativos que necesitan. El objetivo es que puedan ir a la universidad o aprender un oficio, dependiendo de sus aptitudes. El donativo permitió a todos los niños de la Aldea Infantil SOS de Tianjin asistir al colegio o recibir formación durante un año: con él se sufragaron los gastos de matrícula, el coste de los materiales escolares y el coste de la formación profesional para los adolescentes.