Términos importantes
de la A a la Z

L

Lubricantes y aceites de base

Los lubricantes se utilizan habitualmente en el sector automotriz (p. ej., aceites para motores y aceites para engranajes) así como en la industria (aceites para engranajes, aceites hidráulicos, aceites para cajas de cambios y elementos deslizantes, aceites para motosierras, aceites para compresores, aceites lubricantes, aceites térmicos, aceites para turbinas, grasas, aceites endurecedores, aceites para tratamientos térmicos y muchos otros). No obstante, el volumen total de lubricantes industriales vendidos en todo el mundo es menor que el de los aceites para motores y transmisión del sector del transporte.

Los lubricantes son una mezcla de aceites de base y, en función de su uso, diversos aditivos. La proporción de aceites de base en el producto acabado suele ser de entre el 70% y el 95%. Los aditivos tienen múltiples funciones, como la de prevenir la formación de espuma, limpiar o mejorar el índice de viscosidad. Aunque se les suele denominar únicamente lubricantes, además de lubricar para reducir la fricción y el desgaste, la transmisión de potencia, enfriar y controlar las vibraciones, los lubricantes también pueden desempeñar muchas otras funciones, como la transferencia de calor del aceite, la estanqueidad fina y la protección contra la corrosión. Además, los lubricantes neutralizan los productos de combustión agresivos.

Las tareas básicas de los lubricantes pueden resumirse de la siguiente manera:

  • Lubricación
  • Enfriamiento
  • Sellado
  • Limpieza
  • Protección

Tipos de aceites de base y lubricantes 

Los aceites de base pueden ser de origen mineral, obtenidos del petróleo crudo mediante un proceso convencional de refinado. En este caso, se pueden fabricar productos de diferentes viscosidades en función del área de aplicación.

Existen además aceites de base no convencionales. Son productos destilados que, aunque suelen obtenerse también del petróleo crudo, reciben un tratamiento físico-químico posterior. Sus cadenas moleculares se rompen y se vuelven a unir mediante "hidrocraqueo".

Además de estos, también existen los aceites de base sintéticos. A diferencia de los aceites minerales, estos no están compuestos por diferentes hidrocarburos, sino por compuestos similares. Los aceites sintéticos se obtienen mediante la conversión química de alquenos. Son de muy alta calidad y muy resistentes al envejecimiento, por ejemplo. También tienen menos pérdidas por evaporación, una elevada capacidad de absorción de la presión y apenas provocan formación de depósitos sólidos. Debido a su bajo contenido en fósforo, protegen el convertidor catalítico cuando se utilizan en motores de gasolina.

Cuando se añaden aditivos a estos aceites de base, se obtienen los lubricantes descritos anteriormente.

Además de los lubricantes derivados de aceite mineral y los sintéticos, también hay lubricantes biológicos derivados de aceite vegetal y ésteres sintéticos derivados de aceite vegetal. Se diferencian de los lubricantes derivados de aceite mineral en sus propiedades técnicas: Necesitan menos aditivos para preservar sus propiedades lubricantes y también son más propensos a la oxidación y la hidrólisis, por lo que es necesario utilizar más aditivos para aumentar su durabilidad. Además, los productos derivados del aceite vegetal solo pueden utilizarse a temperaturas de funcionamiento de entre -10°C y 70°C. Su gran ventaja es la biodegradabilidad, que es la razón por la que en la naturaleza solo suelen utilizarse lubricantes biológicos (p. ej., para motosierras en el bosque). Por ejemplo, los lubricantes para motosierras fácilmente biodegradables tienen la ecoetiqueta RAL-UZ-48. Una sustancia se clasifica como fácilmente biodegradable si se degrada al menos un 60% en 28 días, de acuerdo con los procesos de ensayo según la norma OCDE 301 (B-D, F).

Criterios de calidad para lubricantes

Por una parte, existen sistemas de clasificación y normalización de lubricantes, como SAE, API, ACEA, ILSAC y OEM para coches y vehículos comerciales:

  • SAE = Sociedad de Ingenieros de Automoción (clasificación según las propiedades de la viscosidad, como la 5W-30).
  • API = Instituto Americano del Petróleo (clasificación de los lubricantes después de pruebas de laboratorio y en motores).
  • ACEA = Asociación de Fabricantes de Automóviles Europeos (clasificación de los lubricantes después de pruebas de laboratorio y en motores; sistema sucesor del CCMC desde 1996).
  • ILSAC = Comité Internacional de Estandarización y Aprobación de Lubricantes
  • OEM = Fabricante de equipos originales (diversos requisitos y disposiciones del fabricante, es decir, cada fabricante "aprueba" estos lubricantes según sus requisitos y autoriza su uso).

Las aprobaciones del fabricante (aprobaciones OEM) también se expiden para lubricantes industriales, lo que significa que el fabricante expide una recomendación para un lubricante específico por nombre, indicando que dicho producto puede utilizarse en todas las mezclas o en algunas producidas por dicho fabricante.

Además, para aplicaciones comunes, los requisitos y clasificaciones también se determinan en normas nacionales e internacionales: en Alemania, lo hacen principalmente las normas DIN y, en el plano internacional, las normas ISO. Algunos ejemplos son los siguientes: DIN 51524 51524 Parte 2 para aceites hidráulicos, CLP DIN 51517 Parte 3 para aceites para engranajes, DIN 51515 Parte 1/Parte 2 para aceites para turbinas, ISO VG 46, ISO VG 68, etc., ASTM D 3306 y ÖNORM C2030. Otro método de pruebas se basa en la biodegradabilidad de los productos solubles en aceite, según la norma CEC-L-33-A-93. La lista completa de normas y clasificaciones es demasiado extensa para incluirla en este glosario.

En el procesamiento industrial de productos alimentarios, se necesitan aprobaciones especiales, debido a los requisitos higiénicos para los lubricantes fisiológicamente compatibles (como grasas naturales y aceites), establecidos por la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE. UU. (FDA), por ejemplo. Los requisitos de calidad son establecidos por los reglamentos del IFS (Norma Internacional para los Alimentos) y el BRC (Asociación de Minoristas Británicos).

Contacto

Oiltanking GmbH

Koreastraße 7
20457 Hamburgo

Alemania
+49 40 37004-0
+49 40 37004-7499