Términos importantes
de la A a la Z

D

Diésel

El diésel es un destilado medio y un combustible predominantemente mineral. El diésel está formado principalmente por diversos hidrocarburos procedentes del petróleo crudo, que se separan de este mediante un proceso de destilación. Es una fracción material del petróleo crudo, que se sitúa entre los fuelóleos pesados y los ligeros. La fracción con un punto de ebullición entre 200°C y 360°C se denomina gasóleo. El diésel es un gasóleo refinado. Las mezclas permiten conseguir un gasóleo con los parámetros necesarios para los diferentes estándares de combustible. Además de aditivos especiales, también se mezcla con biocombustibles como el biodiésel. Actualmente, puede incluirse hasta un máximo del 7% vol. de biodiésel en el diésel, de acuerdo con la norma DIN EN 14214. También pueden añadirse combustibles HVO (aceites vegetales hidrogenados), GtL (gas a líquido) y BtL (biomasa a líquido).

Los consumidores de diésel son los vehículos utilizados en el transporte por carretera, agricultura, transporte marítimo y transporte ferroviario. El diésel también se utiliza en construcción y en motores estacionarios. 

Los requisitos de calidad para el diésel están establecidos en la norma DIN EN 590. El requisito de que el diésel vendido en estaciones de servicio públicas deba cumplir con la norma DIN EN 590 se ha incorporado a la legislación alemana en la décima BlmSchV (Ley federal de control de emisiones), que implementa la Directiva europea 98/70/CE (Directiva relativa a la calidad de la gasolina y el diésel). La zona climática en la que se comercializa un combustible también es un factor que ha de tenerse en cuenta, pues el frío puede provocar la precipitación de la parafina en los combustibles diésel. Por esta razón, su composición varía en los distintos países. Por ejemplo, en Alemania se vende un "diésel de invierno" específico entre noviembre y febrero, pero esto no suele mencionarse en las estaciones de servicio. 

En los grandes motores, especialmente los motores diésel marinos, se suelen utilizar grados más pesados de combustible (ver combustibles marinos), que suelen tener mayor contenido en azufre que el diésel de los vehículos de motor. Sin embargo, el contenido en azufre del diésel marino (combustibles marinos) no ha aumentado, sino que está reduciéndose progresivamente como consecuencia del endurecimiento de los límites de emisiones en la legislación actual (ver zonas ECA). 

Un rasgo característico del diésel es la autoignición de la mezcla aire-combustible en la cámara de combustión. En la cámara de combustión, se realiza la compresión del aire (o una mezcla de aire-gas de escape). Antes de llegar al punto muerto superior del cilindro, se inyecta el diésel y posteriormente se inflama. Por ello, el índice de cetano (que es un indicador de inflamabilidad) del diésel debería ser muy elevado. 

En comparación con la gasolina, los combustibles diésel que pueden comprarse en el mercado como carburantes para vehículos de motor tienen en torno a un 10% más de densidad y de contenido de energía por litro. 

El impuesto al diésel en Alemania es inferior al de la gasolina, lo que conlleva un precio comparativamente más bajo para el diésel en las estaciones de servicio.

Última actualización: Diciembre 2015
Toda la información es susceptible de ser modificada. Excepto errores u omisiones.

Contacto

Oiltanking GmbH

Koreastraße 7
20457 Hamburgo

Alemania
+49 40 37004-0
+49 40 37004-7499