Fenster schließen | Drucken

Términos importantes
de la A a la Z

P

Productos químicos

Los productos químicos son compuestos químicos producidos por procesos químicos en el laboratorio o de manera industrial. Pueden ser sustancias puras o mezclas de sustancias. Aunque hay diferentes definiciones que afirman que el término "productos químicos" describe todos los elementos químicos y sus compuestos, en este caso, los productos químicos hacen referencia únicamente a las sustancias químicas que participan en las reacciones químicas.

Los productos químicos se dividen en productos químicos orgánicos y productos químicos inorgánicos. La química orgánica abarca prácticamente todos los compuestos que contienen carbono, mientras que la química inorgánica (materia inorgánica) hace referencia al resto de elementos de la tabla periódica y a sus compuestos. Los productos petroquímicos son una subsección de la química orgánica. Los productos petroquímicos son productos químicos derivados del crudo y del gas natural. Estos productos químicos se extraen durante el proceso de refinamiento, cuando el crudo o el gas se destila o se craquea.

Los productos químicos orgánicos incluyen hidrocarburos aromáticos, alcoholes (p. ej., etanol), acetatos, alquenos, aminas, nitrilos, sulfatos, fosfatos y ésteres. Algunos de los productos petroquímicos primarios que se obtienen en el proceso mencionado anteriormente son el benzeno, el etileno, el propileno y el tolueno. Los productos químicos inorgánicos comprenden ácidos y bases, como el ácido sulfúrico y el amoniaco.

Los productos químicos se presentan normalmente en distintos grados de pureza. La pureza de una sustancia hace referencia a la proporción de una sustancia concreta en la mezcla total de sustancias. La Sociedad Estadounidense de Química clasifica la pureza de los productos químicos de la siguiente manera (de menor a mayor grado), aunque la especificación exacta depende del fabricante y del material:

  • Técnica 
  • Químicamente Pura 
  • De laboratorio 
  • N.F. (cumple los estándares del formulario estadounidense de medicamentos) 
  • U.S.P. (cumple los estándares de la farmacopea estadounidense) 
  • Reactiva
  • Reactiva Analítica (cumple los estándares de la Sociedad Estadounidense de Química) 

La pureza desempeña un papel fundamental en el comercio de productos químicos, donde se establece una clara distinción entre productos químicos técnicos (grado bajo de pureza) y productos químicos finos (grado alto de pureza). Los productos químicos técnicos también se denominan productos químicos pesados cuando hacen referencia a los productos químicos de base, orgánicos e inorgánicos, que se producen en grandes cantidades y son de grado técnico (p. ej., hidróxido de sodio, ácido sulfúrico o etileno). Estos productos químicos pesados (también denominados productos químicos de base o básicos) contrastan con los productos químicos finos de alta pureza, que se producen en cantidades más reducidas. Estos últimos se utilizan en síntesis químicas en laboratorios, como aditivos alimentarios o como materias primas en la producción de agentes farmacéuticos.

El estado físico de una sustancia se denomina estado de agregación. Un estado químico de agregación depende de las propiedades de la sustancia, la temperatura y la presión ambiental. En química,se definen tres estados clásicos de agregación: sólido, líquido y gaseoso.

  • Sólido: Una sustancia mantiene normalmente su forma y su volumen; la densidad material está en su punto más alto. Ejemplos: poliestireno, molibdeno
  • Líquido: el volumen se conserva, pero la forma es variable y se adapta al espacio que contiene la sustancia; un sólido se diferencia de su forma líquida por presentar una densidad material más alta de un 5% a un 10%. Ejemplos: metanol, ácido sulfúrico
  • Gaseoso: tanto el volumen como la forma son inestables; su densidad es casi 1.000 veces menor que la de los sólidos. Ejemplos: 1,2-butadieno, etileno

Un estado químico de agregación conlleva diferentes requisitos de almacenamiento, entre otras cosas.

Además, las sustancias químicas reaccionan de diferente manera cuando entran en contacto con otras sustancias químicas. El grado relativo en el que un material puede entrar en contacto con otro sin causar corrosión, degradación o cambios adversos de sus propiedades se llama compatibilidad química: si las sustancias se mezclan y no cambian, se consideran compatibles; si se mezclan y cambian o si no se mezclan, se consideran incompatibles. Por lo tanto, el almacenamiento y la manipulación de los productos químicos en las mismas instalaciones requiere el máximo nivel de cuidado y atención para evitar riesgos de reacciones químicas. La regla más importante es separar materiales incompatibles que, si se llegan a mezclar accidentalmente, podrían producir un incendio, una explosión o la generación de gases tóxicos. Como regla general, los productos químicos incompatibles deberían almacenarse en tanques en fosos de tanque de retención separados. Los tanques tienen que estar correctamente etiquetados para indicar qué producto está almacenado en su interior. Para explicarlo de manera breve, los productos químicos pueden agruparse de la siguiente manera:

  • Líquidos inflamables
  • Gases comprimidos
  • Sustancias peligrosas volátiles
  • Ácidos
  • Bases líquidas
  • Oxidantes líquidos
  • Sustancias peligrosas líquidas no volátiles

Para garantizar una compatibilidad química adecuada, los terminales de tanques utilizan como referencia la tabla de compatibilidad de la Guardia Costera de EE. UU. (US Coast Guard Compatibility Chart). Comprende 43 grupos en total, que están clasificados en grupos reactivos y grupos cargo. Cuando tiene que almacenarse un producto nuevo en un tanque específico, la tabla de compatibilidad indica si el nuevo producto es compatible con los productos ya almacenados en los tanques del mismo foso de retención.

Estos aspectos también desempeñan un papel fundamental en el Reglamento REACH (Reglamento (CE) Nº 1907/2006 relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de los productos químicos). Por ejemplo, el registro exige la presentación de un informe sobre la seguridad química, donde se describe el efecto de la sustancia en las personas y en el medio ambiente. En función de estos efectos, se realiza una evaluación del riesgo derivado del uso de la sustancia. En el caso de sustancias "peligrosas", las propiedades de la sustancia y todas las medidas de gestión del riesgo deben recogerse en una hoja de datos de seguridad y enviarse a todos los implicados en la cadena de suministro.

Para evaluar si la sustancia está clasificada como peligrosa, REACH hace referencia explícitamente a los criterios del Reglamento CLP (Reglamento (CE) Nº 1272/2008 sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas). El Reglamento CLP entró en vigor el 20 de enero de 2009 e implementa en la legislación europea el Sistema Globalmente Armonizado de clasificación y etiquetado de productos químicos (SGA) de las Naciones Unidas. El SGA es un sistema de estándares internacionales para clasificar los productos químicos, etiquetar los envases y elaborar las hojas de datos de seguridad.

Última actualización: Diciembre 2015
Toda la información es susceptible de ser modificada. Excepto errores u omisiones.

Contacto

Oiltanking GmbH

Koreastraße 7
20457 Hamburgo

Alemania
+49 40 37004-0
+49 40 37004-7499