Fenster schließen | Drucken

Términos importantes
de la A a la Z

B

Biodiésel (éster metílico de ácido graso/FAME)

El biodiésel, también llamado éster metílico de ácido graso (FAME), es un biocombustible producido por la transesterificación de aceites vegetales. En principio, los motores diésel pueden funcionar con biodiésel.

El biodiésel se produce principalmente en Europa mediante la transesterificación del aceite de colza con metanol, por lo que también se denomina éster metílico de aceite de colza (RME). El éster metílico de ácido graso, hecho a partir de grasas o aceites reciclados, también se suele abreviar como AME. Aunque a priori es posible utilizar una amplia variedad de grasas para la preparación de FAME, en la práctica los valores limitadores de algunos parámetros, como las propiedades a baja temperatura, la estabilidad de oxidación y los residuos de carbono, reducen el posible número de materias primas.

El biodiésel tiene una viscosidad mucho más baja que el aceite vegetal no tratado, lo que facilita su utilización. Las moléculas del aceite y la grasa contenidas en el aceite vegetal son los ácidos grasos. En la transesterificación, el aceite vegetal reacciona con aproximadamente un 10% vol. de metanol. Además, se añade un catalizador (por ejemplo hidróxido de sodio o hidróxido de potasio) a una temperatura de entre 50°C y 80°C. Se necesita aproximadamente entre un 0,5% vol. y un 1% vol. de la cantidad de aceite utilizado.

Igual que ocurre con los combustibles tradicionales, también se añaden aditivos al biodiésel, por ejemplo, para poder utilizarlo durante el invierno.

La lubricidad del biodiésel en los motores es más alta que la del diésel fósil, por lo que el combustible biogénico puede reducir el deterioro por el uso. El contenido de energía por litro es bajo comparado con el diésel fósil, lo que puede llevar a un incremento volumétrico en el consumo de hasta un 5%.

La producción de biodiésel requiere un alto aporte técnico y energético. Se necesita metanol, que suele obtenerse de fuentes fósiles, al menos hasta el momento; sin embargo, en el futuro podría usarse metanol producido a partir de biomasa. La glicerina que se produce como subproducto genera una ganancia en el balance energético porque, si se tiene en cuenta su uso material, ya no es necesario producirla en otro sitio.

Los requisitos en cuanto a calidad de combustible del biodiésel están establecidos en la norma europea EN 14214, que regula numerosos parámetros como la densidad, la viscosidad, la calidad de ignición y el contenido máximo de ceniza o agua. En Alemania, la norma DIN EN 14214 fue incorporada a la legislación alemana en la décima BlmSchV (Ley federal de control de emisiones).

FAME tiene propiedades similares al diésel fósil y, principalmente por esa razón, es apto para la mezcla. El biodiésel puro también puede utilizarse para vehículos diésel. Sin embargo, no todos los vehículos pueden funcionar con biodiésel puro porque este puede dañar los componentes de plástico y de caucho del motor (como las juntas y las mangueras de combustible) así como los metales no ferrosos (cobre y latón y zinc en el sistema de combustible). Por lo tanto, antes de utilizar biodiésel puro, los conductores deberían asegurarse de que el fabricante del vehículo ha dado su aprobación explícita para ello. Para obtener más información, puede consultarse el manual de usuario o preguntar directamente al vendedor o fabricante.

Como combustible puro, el biodiésel ha sido relegado a una existencia testimonial en Alemania: en 2014, solo se consumieron 4.800 toneladas de biodiésel como combustible puro, mientras que el consumo de diésel fue de 36 millones de toneladas. A finales de la década pasada, el panorama era bastante diferente, pues el tipo impositivo para carburantes era significativamente reducido para el biodiésel puro, aunque fue progresivamente equilibrándose. La norma DIN EN 590 —de acuerdo con la norma DIN EN 14214—, establece que el volumen máximo de biodiésel que puede añadirse al diésel es del 7% vol. (B7). Diversas leyes en otros países de Europa siguen permitiendo su consumo como combustible puro (por ejemplo, en Austria) y algunas exenciones fiscales aseguran su competitividad.

Última actualización: Diciembre 2015
Toda la información es susceptible de ser modificada. Excepto errores u omisiones.

Contacto

Oiltanking GmbH

Koreastraße 7
20457 Hamburgo

Alemania
+49 40 37004-0
+49 40 37004-7499