Nueva terminal de GLP construida en Karlsruhe
Vista de las bombas y los tanques en la terminal de tanques de Karlsruhe

abril 1980

Nueva terminal de GLP construida en Karlsruhe

Los tanques de Karlsruhe están construidos con un costoso acero de alta calidad para que puedan soportar la presión de los gases en expansión. Esto hace que los tanques cuesten diez veces más que los utilizados para otros productos. Además, los tanques de Karlsruhe están incrustados en la arena para poder refrigerarlos y protegerlos.

Generalmente se tarda un año en construir una terminal de tanques. Una vez terminadas las obras, la Agencia de Inspección Técnica (TÜV) acude a inspeccionar y aprobar la construcción. Dependiendo de la clase de peligro, los tanques están sujetos a una serie de normativas de construcción, de equipamiento y operativas. En concreto, deben cumplirse requisitos en materia de incendios, emisiones y protección de aguas subterráneas.

La construcción de la terminal de tanques de gas en Karlsruhe ya ha comenzado. Tiene una capacidad de presión de 16.000 metros cúbicos y está sujeta a un contrato de alquiler a largo plazo con BP, lo que garantiza la utilización de su capacidad.