febrero 2019

Comienza la construcción de la nueva terminal de productos líquidos a granel de Ngqura en Sudáfrica

Oiltanking Grindrod Calulo (Pty) Ltd y Transnet National Ports Authority (TNPA) pusieron la primera piedra en el lugar de la futura terminal de tanques de líquidos a granel del Puerto de Ngqura y de la carretera principal de acceso. Esto se adelanta al desmantelamiento y rehabilitación de las instalaciones de graneles líquidos existentes en el vecino Puerto de Port Elizabeth, que allanará el camino para el establecimiento de Ngqura como un nuevo centro de comercio de petróleo para el sur de África.

Como propietario del puerto, la TNPA está proporcionando infraestructura portuaria para que la terminal de graneles líquidos comience a operar. La nueva terminal de tanques desarrollará la capacidad de graneles líquidos del Puerto de Ngqura para productos básicos como petróleo, diesel, combustible para aviones, parafina iluminada y gas licuado de petróleo. Una vez que esté operativa, la terminal facilitará un aumento sustancial de la capacidad de transporte con respecto a los volúmenes actuales que se manejan en Port Elizabeth, debido a la mayor profundidad del calado de Ngqura, que le permite manejar buques mucho más grandes. Las 20 hectáreas asignadas también proporcionan un amplio espacio para la futura expansión de la terminal.

Los productos líquidos a granel serán transportados al Puerto de Ngqura por barco y canalizados a la terminal de tanques antes de ser suministrados localmente y/o reexportados local y globalmente. La nueva y moderna instalación dará servicio a las grandes petroleras, a los nuevos participantes en la industria petrolera sudafricana y a los comerciantes internacionales, todos ellos apoyando a la industria naviera local.

El diseño de Oiltanking Grindrod Calulo permite una capacidad de almacenamiento a granel de hasta 790.000 metros cúbicos. La Fase 1 se ocupará de las tuberías del muelle, almacenamiento a granel de hasta 200.000 metros cúbicos, carga de cisternas con una Unidad de Recuperación de Vapor (VRU), instalaciones de extinción de incendios de última generación e instalaciones de drenaje en el lugar. Se ha previsto la recepción, almacenamiento y distribución de gases licuados de petróleo (GLP). La puesta en marcha prevista es a finales de 2020.